FisioClinic Galapagar – Clínica de Fisioterapia en Galapagar

Tratamiento de la mandíbula (ATM) Galapagar

ATM

La mandíbula es la articulación más utilizada pero también la más compleja de nuestro cuerpo, es responsable de la masticación, deglución y fonación. También puede influir sobre el equilibrio en la marcha. La Fisioterapia puede restaurar la movilidad tanto en ATM como en la columna cervical, ayudar en movimientos de apertura-cierre, lateralidades, propulsión-retropulsión…

La disfunción o el trastorno de la articulación temporomandibular (ATM) es muy común y afecta entre un 20-40% de la población. El dolor de mandíbula es uno de los síntomas más característicos de la disfunción de la ATM. El tratamiento conservador es eficaz en el 90% de los casos.

¿Qué es un trastorno de la articulación temporomandibular?

La articulación temporomandibular (ATM) guía el movimiento de la mandíbula. Los problemas en la ATM se conocen como trastornos o disfunciones. La alteración disfuncional más frecuente es el síndrome de disfunción temporomandibular, que está causado por un mal funcionamiento entre las diferentes partes de la articulación (disco articular, cóndilo, fosa y eminencia).

Los problemas en la ATM, se pueden clasificar en dos grandes grupos:

  • Desórdenes musculares: Los cuadros más frecuentes son el síndrome miofascial y el bruxismo.
  • Desórdenes articulares: luxaciones, desplazamientos discales, bloqueos, etc..

Causas de la disfunción temporomandibular

Las disfunciones de la articulación temporomandibular pueden estar causadas por:

  • Malos hábitos posturales: mientras trabajamos en la oficina delante del ordenador, atendiendo llamadas o al conducir durante períodos largos, muchas veces nos olvidamos de tener una postura adecuada. Una postura con la cabeza hacia delante pone en tensión los músculos, los discos articulares y ligamentos de la ATM.
  • Apretar los dientes durante la noche (bruxismo): muchas personas aprietan los dientes por la noche mientras duermen, por lo general a causa del estrés. Esto genera una tensión constante en la articulación y los músculos circundantes.
  • Problemas de alineación dental (mala oclusión): una mala alineación dental puede provocar alteraciones en la ATM.
  • Fractura
  • Cirugía

Síntomas de la disfunción temporomandibular

Algunos de los principales síntomas son:

  • Dolor en la mandíbula
  • Sensación de fatiga de la mandíbula
  • Dificultad para abrir la boca al comer y hablar
  • Pitido en los oídos
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Ruidos en la mandíbula (clics)
  • Dolor en el cuello
  • Bloqueo de la mandíbula

La fisioterapia puede ayudar a restaurar el movimiento natural de la mandíbula y a reducir el dolor. Si el fisioterapeuta determina que el dolor en la mandíbula no está relacionado con la alineación de los dientes, seleccionará el mejor tratamiento basado en la exploración física. Los tratamientos de fisioterapia para la disfunción de la ATM pueden incluir:

  • Ejercicios activos y movilizaciones manuales (terapia manual): solos o en combinación, pueden ser efectivos en el corto plazo para el aumento de la apertura vertical total en pacientes con disfunciones de la ATM, resultantes de un desplazamiento agudo de disco, artritis aguda, o síndrome miofascial agudo o crónico. A menudo se incluye en el protocolo de tratamiento, un programa de ejercicios para realizar en casa.
  • Educación postural: El tratamiento estará orientado a reequilibrar la postura mediante diferentes métodos. Por ejemplo, una postura adelantada de la cabeza al sentarse puede indicar que se está poniendo en tensión la musculatura que hay debajo de la barbilla, causando que tire de la mandíbula inferior, generando una abertura bucal incluso cuando se está descansando, incrementando el estrés en la articulación temporomandibular. Como consecuencia, los músculos de la mandíbula podrían estar trabajando en exceso para forzar el cierre de la boca y evitar la abertura de la boca. Tu fisioterapeuta te enseñará a ser consciente de tu postura para que puedas mejorar la posición de reposo de la mandíbula, la cabeza, el cuello, el esternón y los omóplatos cuando estés sentado y/o caminando.
  • Tratamientos especiales para el dolor: Además de la terapia manual, si el dolor es severo, el fisioterapeuta puede decidir utilizar tratamientos para reducir el dolor como: la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS), ultrasonido, calor o frío en las zonas doloridas o contracturadas.
  • Técnicas de biofeedback: con procedimientos de autorrelajación.

El tratamiento de los trastornos en la ATM es multidisciplinar, ya que pueden intervenir varios profesionales sanitarios. Si la disfunción de la ATM está causada por problemas de alineación de los dientes, el fisioterapeuta puede derivar al paciente a un odontólogo.

1
Bienvenid@ a FisioClinic Galapagar.
¿En qué podemos ayudarle?
Powered by